Periodismo, deportes y actualidad

¿EL PEOR CÁDIZ DE LA HISTORIA?

12.12.2012 18:37

 

El Cádiz CF no atraviesa por su mejor momento de su centenaria historia. El conjunto amarillo se encuentra inmerso en los puestos de descenso a Tercera División. Ocupa la decimoctava posición de la tabla clasificatoria del Grupo IV de Segunda División B. 16 puntos, 373 minutos sin meter un gol y 7 jornadas sin conocer la victoria son algunos de los nefastos números de esta campaña.

 

La temporada pasada el equipo quedo a las puertas del ascenso. Por los méritos demostrados en el terreno de juego y atendiendo a un robo escandaloso en el partido de ida disputado en Lugo, el Cádiz mereció una recompensa que no tuvo. Se iniciaba de esta forma una nueva temporada con el ascenso como principal objetivo. Quique Pina abandonaba el barco y con él la mayoría de los jugadores (todos ellos de su propiedad).

 

Nueva etapa. Aterrizaba en Cádiz Alessandro Gaucci, un empresario italiano e hijo de un ex presidente del Perugia. Un desconocido que, de momento, no está reportando buenas noticias para el Cádiz. El club muestra un mensaje difuso, no se confía en los jugadores y con la llegada de Raúl Agné, ya son tres los integrantes del banquillo cuando aún no hemos llegado al ecuador de la temporada. Me hubiese gustado que Quique Pina siguiera al mando de la entidad. Desconozco las razones reales de su marcha. El presidente del Granada es una persona con poder en el mercado y con jugadores interesantes a su cargo. El Cádiz podría haber sido un perfecto trampolín para algunos de sus activos.

 

Jugadores. Una de las cosas más sorprendentes de este Cádiz es la ausencia de jugadores de cierto renombre. Con los nombres no se consigue nada pero sí valen para imprimir jerarquía y cierto prestigio a la entidad. El año pasado esto no sucedía. Sólo Pablo Sánchez y Aulestia, que está más fuera que dentro, poseen algo de cartel. Del resto no puedo opinar mucho, apenas los he visto jugar ni conozco su trayectoria. Aún así, creo que hay poco que añadir, ya que la clasificación y los resultados cosechados hablan por sí solos.

 

Cantera. El Cadíz cuenta con unas buenas instalaciones para cuidar y mimar a la cantera, principal activo del club a lo largo de su historia. Duele ver como prometedores jugadores abandonan la entidad ante la parsimonia de los dirigentes cadistas. El club debería crear una estructura sólida de cantera. Esto se consigue otorgando oportunidades a los jugadores que destaquen en las categorías inferiores. Existe buena materia prima en Cádiz y la provincia, sólo hay que confiar en los jóvenes valores y contar con un técnico que apueste por ellos.

 

Soluciones y objetivos. Ante la situación actual las miras del club han de apuntar hacia la estabilidad y el remonte de posiciones. Se antoja complicado pensar en la liguilla de ascenso cuando el club copa los puestos de descenso, pero siendo objetivos el Cádiz debería finalizar la temporada en mitad de la tabla como mínimo. Esperemos que Raúl Agné pueda trabajar y encauzar la nave cadista hacia un rumbo más tranquilo que el actual. 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode