Periodismo, deportes y actualidad

¿Y AHORA QUÉ?...

03.07.2012 22:44

 

El Cádiz es uno de sus equipos que lleva en su camiseta y escudo el término sufrimiento. El conjunto amarillo seguirá el año que viene en Segunda B, asciende el Lugo, es un palo duro pero toca levantarse, aunque sólo sea por la afición, principal activo del club.

 

Esta temporada no he seguido mucho la actualidad cadista. El no ejercer la profesión y el estar en Segunda B me ha dejado un poco desinformado y alejado de la actualidad cadista. De ello se puede sacar una conclusión clara y explícita: la televisión no se preocupa del fútbol modesto, es un modelo que no es rentable. Queramos o no, las plataformas televisivas sólo siguen la Liga BBVA y Segunda División A. Los perjudicados de este sistema somos los aficionados que nos quedamos sin el seguimiento informativo que deseáramos.

 

En cuanto al plantel del equipo, me sonaban los nombres de algunos jugadores, mientras que de otros desconocía hasta la posición en la que jugaban. El final de temporada, en especial la disputa de las eliminatorias por el ascenso, me han proporcionado toda la información que necesitaba para poder opinar con fundamentos.

 

Podemos empezar afirmando que el Cádiz estaba ubicado en el peor de los 4 grupos que componían la Segunda B. No hay que ser muy listo para saber que los otros tres grupos eran más fuertes, y a su vez más peligrosos para los cruces. El grupo IV ya no es lo que era.

 

Como ya realice un breve relato sobre el partido disputado en tierras gallegas, es momento de comentar la vuelta. Me gustó el Cádiz, vi a un equipo ganador, llevando la manija y el dominio del encuentro. Los jugadores querían la pelota, nadie se escondía y los goles llegaron. La asociación Dioni-Juanjo funcionó a la perfección. Una lástima el penalti errado antes del descanso y algunas oportunidades desaprovechadas en la primera mitad. Hasta aquí lo bueno.

 

No todo es color de rosa y más cuando el Cádiz está por medio. Con mis ojos pude contemplar enormes lagunas defensivas y cierta fragilidad cuando el Lugo sobrepasaba el medio campo. Las sustituciones fueron desacertadas. En ese aspecto José se parece muy poco a nuestro seleccionador Del Bosque. No entiendo la mala planificación que se hizo de la prórroga, ni por qué José González agotó todos los cambios de un plumazo. A todo ello, hay que añadir una “cortita” preparación física, ya que el equipo acabó extenuado. Con errores de ese calibre llegamos a la fatídica tanda. Los penaltis son una lotería. No obstante, el Lugo tenía más boletos comprados y más gasolina para lanzarlos.

 

Ahora es tiempo de pensar en la planificación de la próxima temporada. Para ello, hay que solucionar los dimes y diretes existentes en la presidencia del club. Yo apuesto por la continuidad de Quique Pina, me parece lo mejor de lo peor. No me quiero mojar mucho en cuanto a bajas y altas en la plantilla. Eso sí, centraría todos los esfuerzos en reforzar la defensa y la zona de creación, las zonas más débiles desde mi punto de vista.  

 

        

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode