Periodismo, deportes y actualidad

LA MALA REPUTACIÓN

08.03.2013 17:33

 

 

El último barómetro del CIS fue bastante tajante con el periodismo. Sitúa a los periodistas como la segunda profesión menos valorada por la ciudadanía, sólo superada por los jueces, que ocupan el primer puesto. La corrupción es un valor en alza en las encuestas. Los últimos casos destapados preocupan a la población (40%). Aunque el verdadero quebradero de cabeza del pueblo llano es el desempleo (80%).

 

Quiero ahondar en la escasa reputación del periodismo. La alienación, la desconfianza, la generalización y el intrusismo son las claves del descontento de la población. El periodismo es una profesión necesaria para conocer la realidad y tener diversos puntos de vista de lo que acontece diariamente. En tiempos de crisis y de mala praxis política la información es un pilar fundamental. Una sociedad desinformada tiende al fracaso. Sin información no hay democracia.

 

La alienación es el alistamiento por una serie de intereses. El periodismo está ligado a una serie de intereses políticos y económicos que provocan cierta desconfianza en la población. El poner una cadena y saber de antemano que nos van a decir no ayuda. La ciudadanía exige una información objetiva y desligada de las influencias políticas. El mito de la objetividad es un reto imposible de alcanzar. Somos personas, tenemos una visión de concebir los acontecimientos y trabajamos para un determinado medio afín a una ideología concreta.

 

En los últimos años, el fenómeno televisivo ha buscado más el entretenimiento que la información. Queramos o no, el divertimento y la vida personal de los famosos vende mucho. Todo ello, ha conformado una serie de programas y espacios en los que prima una práctica residual del periodismo. Dentro de esta esfera aparece el intrusismo. No hay profesión con más intrusismo que el periodismo. Para cualquier trabajo, se pide una titulación, una experiencia previa y conseguir el empleo para cualquier persona que no cumpla esos requisitos es una quimera. En el periodismo hemos alcanzado un nivel en el que todo vale y cualquier persona vale. Factores que no benefician a una profesión muy dañada por la pérdida de empleo.

 

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode