Periodismo, deportes y actualidad

CUESTIÓN DE SENSACIONES

03.07.2012 18:52

 

Pasadas unas semanas de competición, y a unas horas de que España se juegue “los cuartos” ante Croacia, sí podemos afirmar que la Eurocopa no está pasando desapercibida.

 

Comenzando nuestro repaso por el Grupo A, el más débil en cuanto a competitividad y nivel se refiere. Sorprende la caída de una Rusia que ha ido de más a menos. Los destellos de Arshavin y Dzagoev, unido a la base que deslumbró en la Euro 2008, no han sido suficientes para pasar de grupo. En su camino ha tropezado con Grecia, rudo combinado que de momento sigue los pasos que le llevaron al estrellato en 2004. De aquella selección sobrevive Karagounis, Katsouranis y poco más, eso sí, continúan con ese gen competitivo que demuestran año tras año en otras disciplinas deportivas, véase el caso del baloncesto. Polonia ha dejado pinceladas en su banda derecha y un delantero centro que ilusiona, Lewandowski, pero su falta de creatividad en la media y su debilidad defensiva han sido una losa difícil de superar. Por su parte, la República Checa ha seguido el itinerario opuesto a los rusos. De empezar goleado a acabar primero de grupo, las cosas que tiene este deporte llamado fútbol.

 

El B o “grupo de la muerte” no ha defraudado. Alemania, Portugal, Holanda y Dinamarca prometían buen fútbol, emociones y sorpresas. Así ha sido. El buen fútbol ha corrido a cargo de la “Manschaft”. La fiabilidad alemana, esa que se puso en entredicho en algunos amistosos previos, ha cumplido con creces destacando un jugador en cada línea. En la portería Neuer es un muro, en la zaga Hummels se ha destapado como una de las apariciones de la Euro 2012, en la media destaca el trabajo y la llegada de Khedira (estaría por ver el rendimiento del medio si jugara algo más adelantado en el Real Madrid) y en la delantera los goles llevan el sello de Mario Gómez, un delantero todoterreno que vive el mejor momento de su carrera deportiva. En Portugal se echaba de menos a su salvador, Cristiano Ronaldo. El delantero de Madeira irrumpió en plan estelar en el partido decisivo, con dos goles, que sirven para colocar a su equipo en cuartos de final. Y cuidado con la selección lusa, un equipo impredecible, pero con buenos ingredientes para ser campeón. Dinamarca y Holanda han dejado sensaciones dispares. Los nórdicos se van de esta Euro con un aprobado rozando el notable, mientras que “los tulipanes” son la gran decepción en Polonia y Ucrania. Los actuales subcampeones del mundo han adolecido la falta de conexión y entendimiento de sus principales baluartes.

 

El grupo C, el que nos interesa, está siendo uno de los más espectaculares del campeonato. España, Croacia e Italia llegan a la última jornada con posibilidades. El combinado nacional se la juega ante una Croacia que quiere confirmarse como una de las gratas sorpresas de la Eurocopa. Mucha atención a su delantera. La dupla Jelavic-Mandzukic asegura trabajo, goles y perseverancia. Mientras tanto, España se aferra a su juego asociativo y de toque, que unido a la magia de Iniesta y Silva y a la recuperación de Torres se antojan argumentos suficientes para clasificarnos como primeros de grupo. De Italia se pueden apuntar algunas cosas. Sorprende su cambio de filosofía y un nuevo estilo de juego apoyado en la creación de Pirlo, uno de los pocos centrocampistas que podrán tener sitio en la sala de máquinas de nuestra selección. Queda por ver si Cassano y Balotelli, delanteros de enorme talento, dan un paso al frente y asumen galones. La cenicienta del grupo es Irlanda. Todo apunta a que se irá del torneo con su casillero de puntos a cero, aunque su afición y nobleza en el juego son dignas de admirar.

 

Finalizamos este repaso con el Grupo D. Si la última jornada sigue su cauce normal Francia e Inglaterra serían las que pasarían de ronda. No podemos vender la piel del lobo antes de cazarlo, y sino que se lo pregunten a los ucranianos que disputarán una auténtica final ante “los pross”. Lo mejor del grupo tiene acento galo. La movilidad de Benzema, Nasri y Ribery invita al optimismo. Si consigue cerrar bien atrás estamos ante un firme candidato a la victoria final. Las bajas están haciendo mella en Inglaterra. Sin Barry y Lampard, sólo Parker parece capacitado para dirigir al equipo de Hodgson. Con Gerrard fuera de sitio, el regreso de Rooney tras cumplir su sanción es la luz de la esperanza. Difícil papeleta para Ucrania. El co-anfitrión tendrá que superar la presión y su falta de calidad. El buen hacer de Tymoschuk y la eficacia goleadora de Shevchenko son sus principales armas. Suecia se despide con luces y sombras de la Euro 2012. La derrota ante Ucrania en la primera jornada se ha convertido en un obstáculo para Ibrahimovic y compañía.

 

En definitiva, la cita de Polonia y Ucrania va de menos a más, los nervios del debut se han esfumado y seguro que estas próximas semanas degustaremos el sabor del caviar futbolístico. 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode