Periodismo, deportes y actualidad

BALANCE ELECTORAL (GALICIA 2012)

22.10.2012 18:36

 

 

 

Dos Comunidades Autónomas tenían ayer una importante cita con las urnas. El objetivo era dirimir el futuro político de Galicia y País Vasco en un marco de rescates y de desconfianza política. Ninguno de los dos comicios ha pasado desapercibido. Los análisis como siempre dependen de su procedencia. Los titulares informativos atizan con contundencia: “Respiro a Rajoy”, “Debacle del PSOE” o “Aumento de las fuerzas nacionalistas” son algunos de los ejemplos más clarividentes.

 

En Galicia, la confianza en el PP llega a asustar. Respaldo abismal para Núñez Feijoo (al que incluso sitúan en la Moncloa en un futuro próximo). En este caso, se puede decir que el miedo a ir aún peor de los que vamos ha triunfado. El PP gallego ha mejorado sus números. Pasa de 38 a 41 escaños. Amplía su mayoría absoluta. Se confirma que hay lugares en los que su propia idiosincrasia los hace ser de una determinada fuerza política. Galicia, sin duda, es territorio afín para las gaviotas. Igual que Andalucía, pese a los intentos de la derecha, es por historia y tradición un emplazamiento de izquierdas.

 

Los resultados obtenidos por el PSOE invitan a una larga y detenida reflexión. El partido socialista está desestructurado, con amplías voces que no conducen a ningún lugar concreto. De no retomar el rumbo, la caída libre es su próximo destino. Pierde presencia en Galicia (pasa de tener 25 a los 18 que obtuvo en la jornada de ayer). No soy un experto político, pero numerosas voces apuntan que el experimento que decidieron poner en práctica en Galicia les ha pasado factura. Se pide el desembarco de José Blanco como solución.

 

La abstención también ha tenido su representación. Un millón de personas no ha encontrado su lugar en las urnas. Un buen número de personas que han mostrado su descontento con el concierto político actual.

 

La tendencia conservadora viene a confirmar el respaldo de los ciudadanos gallegos a las políticas austeras del Ejecutivo. Un soplo de aire fresco para Rajoy. Estoy seguro de que el dirigente popular no contaba con unas elecciones tan fructíferas para su partido ni en el mejor de sus pronósticos. El trasfondo de la situación es duro. Los puñetazos que están recibiendo los pilares de la sociedad del bienestar (educación, sanidad) no son suficientes para detener el avance del PP.   

 

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode