Periodismo, deportes y actualidad

CAMBIOS DE HÁBITOS

02.09.2013 20:15

 

 

Finaliza agosto, el mes de las vacaciones por excelencia, y comienza septiembre. Empezamos una etapa postvacacional que está repleta de mitos y de ciertos hábitos. Lo primero que se nos viene a la mente es el regreso a la rutina diaria y la vuelta al cole. El fin de las vacaciones también lo es del descontrol de horarios, grandes cantidades de grasas, desorden, excesivo relax, exposiciones al sol... Septiembre es un mes duro, en especial, para los niños que retoman las obligaciones y los estudios. Para los adultos supone la temida vuelta al trabajo. Una de las mejores formas para combatir la rutina es llevar a cabo una correcta gestión del tiempo. De esta forma, no será tan traumático el cambio experimentado.

 

Los expertos aportan muchos consejos para hacer más llevadero el inicio de la jornada laboral en estas fechas. Son las siguientes:

 

- Ser puntuales: Es la mejor manera de imponer un orden y aprovechar al máximo nuestro tiempo.

 

- Aprovechar el tiempo: Contamos con un tiempo limitado. Este factor puede volver en nuestra contra. Una buena mentalización nos permite aprovechar las ocho horas de trabajo para rendir y cumplir con los objetivos previstos.

 

- No robar el tiempo a los demás: Si tu tiempo es importante, también lo es para los demás. Hacer perder el tiempo a otras personas es un riesgo que no debemos asumir. 

 

- Salir a tu hora: Es un aspecto fundamental para mantener intacta la motivación. Es un derecho que tenemos y que nos hemos ganado trabajando. Ofrece una perspectiva de control de las tareas ejecutadas.

 

- Aumentar la productividad: Supone maximizar el rendimiento. Ser eficientes es muy importante.

 

- Dedicar espacio y tiempo para la familia y el ocio: No podemos vivir sólo para trabajar. Es imprescindible dedicar tiempo para nosotros mismos y para la familia. Con una buena racionalización del tiempo es posible.

 

- Dormir y descansar más: Casi todos los factores negativos están ligados a un mal descanso y a la falta de sueño. Adelantar la hora de acostarnos es la solución más viable para paliar esta deficiencia.

 

- La regla de los tres ochos: 8 horas para trabajar, 8 horas para la familia y el ocio y 8 horas para dormir. Es una máxima que resume un poco a las demás.

  

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode