Periodismo, deportes y actualidad

CUANDO LA PLATA ALCANZA OTRO VALOR

12.08.2012 20:42

 

Existen muchas maneras de conquistar una medalla de plata. El segundo puesto es el primero de los perdedores, un lugar reservado para los que no pudieron ganar una final. Nuestra selección de baloncesto se ha hecho con una plata bañada en oro, como si de una joya de galería del coleccionista se tratase. Un segundo puesto, que sólo conoce la derrota por el mero hecho de que dos equipos no pueden ganar un partido jamás. Los Gasol, Rudy, Navarro y compañía sentirán el dolor de la derrota en el día de hoy. Una derrota que no es compartida por la inmensa mayoría de los españoles. Y es que los pupilos de Scariolo son unos ganadores, un equipo con mayúsculas.

 

El prestigio y el reconocimiento no se obtienen de la nada. Estos chavales se han ganado el corazón de los españoles. Llevan años mostrando una imagen de compañerismo y unidad muy difícil de encontrar en algunas disciplinas de conjunto, donde suelen primar los egos personales y destacar individualmente por encima del compañero.

 

Seguro que muchos de los seguidores al baloncesto, entre los que me incluyo, no esperábamos un partido como el que hemos vivido. La final ante EEUU entraba dentro de los pronósticos iniciales. Era el partido más esperado y uno de los principales atractivos de las Olimpiadas de Londres. Ellos se habían colgado el cartel de máximos favoritos a base de triples y de una genial defensa de las líneas de pase. Por ello, hacerle 100 puntos al combinado estadounidense podría ser considerado una señal de victoria. Tampoco le hemos dejado correr y le hemos hecho mucho daño con nuestro juego interior. Por cierto, una pena las tempraneras cuatro faltas de un Marc Gasol que ha ido de menos a más durante el campeonato. De su hermano Pau hay poco que decir que no hayamos comentado. Simplemente estamos ante el mejor jugador de la historia del baloncesto español y ante un pívot del Top 5 de la NBA.

 

Del combinado de EEUU me gustaría incidir en la elegancia y la plasticidad de Kevin Durant. Si continúa con esta progresión se trata de un jugador que entrará con letras de oro en la historia de la NBA. También me ha llamado la atención el papel todoterreno asumido por Lebron James. Su madurez potencia sus enormes cualidades para la práctica de este deporte. Y por último, os recuerdo el resultado 107-100 a favor de EEUU ante una España que ha disputado el encuentro de principio a fin. Y es ahí donde reside el mérito de La Roja del basket.

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode