Periodismo, deportes y actualidad

CUANDO SER RICO, GUAPO Y BUEN JUGADOR NO DA LA FELICIDAD

04.09.2012 22:22

 

 

 

Todos recordamos las palabras de Cristiano Ronaldo haciendo alusión a las características reflejadas en el titular. La felicidad no siempre se consigue con estas premisas, hay más cosas que a priori no valoramos, pero que son fundamentales para el desarrollo pleno como persona. El ejemplo más evidente ha sido el protagonizado por el astro portugués el pasado domingo. Tras el encuentro ante el Granada, Cristiano encendió las luces de alarma al afirmar que no es feliz en el Real Madrid. ¿Cuáles son los motivos reales de su actual estado anímico? Un aumento de sueldo, más reconocimiento y respaldo por parte del club, no se siente querido por los aficionados…Muchas son las líneas de debate. Empecemos a desglosarlas.

 

Cristiano se encuentra en el top ten mundial de jugadores mejores pagados. El problema puede venir porque no está en cabeza de dicho ranking. En lo más alto reside Etoo que percibe 20 millones anuales en el Anzhi ruso, seguidos por los 14 millones que cobra Ibrahimovic tras su reciente traspaso al PSG. Nuevos ricos del fútbol que generan envidias y que permiten que florezcan los egos personales de los futbolistas. Pienso que la principal razón de ser de su tristeza no es la cuestión económica, aunque si puede guardar alguna influencia. Por si le sirve de consuelo, Messi se embolsa 10,5 millones por temporada en el FC. Barcelona, una cifra muy cercana.

 

El jugador luso declaró que su enfado respondía a cuestiones estrictamente profesionales. Aquí es donde encajan las piezas del rompecabezas. Cristiano no se siente respaldado por el club. Piensa que aún siendo el buque insignia del equipo no recibe el cariño y la estima necesaria. Anhela ser tratado como Messi en el Barcelona. Mientras que en el vestuario del Barcelona todos van al unísono con Messi, en el Real Madrid ya han levantado la voz para defender la candidatura de Casillas al Balón de Oro. Es el caso de Marcelo. El lateral se posicionó a favor del portero, cosa que no ha sentado nada bien a Cristiano, teniendo en cuenta que el brasileño es uno de sus aliados en el vestuario. Los problemas de vestuario son una nota común en el mundo del fútbol. Como en las mejores familias hay disputas, recelos y enfrentamientos. Cristiano también pide más apoyo de la afición, cree que su rendimiento es óptimo y que los pitos no guardan correspondencia con su forma de jugar.

 

 

Se echa de menos un pronunciamiento del Real Madrid al respecto. Pese a ello, hay informaciones que apuntan que las declaraciones del luso no han sido del agrado del club. Habrá que esperar a las próximas horas para saber si la situación se endereza o se tensa un poco más. Cristiano Ronaldo está concentrado con su selección. De momento, el portugués ha aportado oxígeno a la prensa. Tenemos tema de debate para afrontar el parón liguero.

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode