Periodismo, deportes y actualidad

RESACA MARATHONIANA

17.07.2012 19:04

 

Ya han pasado más de 24 horas de la finalización del Marathón. Mi equipo, Autoescuela Benalup, se ha proclamado campeón en la categoría senior. La espera ha sido larga durante estos últimos años, aunque como suele pasar en estos casos ha merecido la pena y se ha saboreado con muchas ganas. Sólo dos integrantes del plantel habían conseguido alzarse con el título; Rubén con el Playas y Mateos con los Badalejos.

 

Antes de centrarme en mi equipo quiero comentar algunos aspectos. Son muchas las imágenes que se pasan por la cabeza cuando pienso en el 34º Marathón. Llevo ya dos años viviendo esta fiesta deportiva desde diferentes posiciones: árbitro, entrenador y jugador. En consecuencia, en esta edición he arbitrado numerosos partidos en categorías inferiores, y de ello me llevo un sabor agridulce. Por una parte, he disfrutado viendo a los más pequeños disfrutando en la Alameda. Jamás se me borrará de la retina cómo los más pequeños se dan la mano y cómo ayudan a levantarse a los que quedan en el suelo fruto de los choques y los golpes. Creo que muchos mayores tenemos que tomar el ejemplo como conducta habitual. No obstante, ahora viene lo malo. Entristece el carácter competitivo de los padres en estas categorías. Parece que muchos de ellos no se dan cuenta de que, al fin y al cabo, sólo son niños. Es mejor instruir desde la participación que desde la óptica competitiva. Así saldremos ganando todos.

 

Después de compartir estas sensaciones llega el turno de hablar de mi equipo y de mi gente. Después de 8 años siendo un habitual en la tarde del domingo hemos logrado en 2012 nuestro objetivo. Siempre se nos achacaba que nos veníamos abajo en las citas grandes. Yo creo que no se trataba de eso. Como ejemplo ahí están las tres ligas consecutivas que ha conquistado el equipo.

 

El camino hacia la gloria no ha sido fácil. Hemos tenido que doblegar a grandes rivales para llegar a la cima. Hemos superado una tanda de penaltis. Se ha vencido en semis al conjunto que defendía el título. En la final nos impusimos al campeón de la Liga Regular. Un cúmulo de circunstancias que hace pensar que se trata de un logro merecido. Un triunfo basado en la unión y en el buen hacer defensivo (sólo 4 goles encajados en 5 partidos). No me puedo olvidar del apoyo recibido por nuestra gente. La afición no ha cesado en sus ánimos. Han sobrellevado el calor estival siendo nuestro fiel compañero de viaje durante esta andadura. Es una victoria de todos y para todos. Gracias.

 

Mañana os cuento la intrahistoria del Marathón con algunas anécdotas de interés.      

 

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode