Periodismo, deportes y actualidad

SENSACIONES DISPARES PARA ALCANZAR LA GLORIA

16.12.2013 19:22

 

Suerte desigual para los equipos españoles en el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones. Manchester City-Barcelona, Milán-Atlético de Madrid y Schalke 04-Real Madrid son los emparejamientos. El Barcelona ha sido el gran perjudicado. Tendrá que vérselas con un equipo temible y plagado de recursos ofensivos. El Atlético se enfrentará a un rival de postín venido a menos. Por su parte, el Real Madrid visitará Alemania para medirse al Schalke 04, un territorio maldito, aunque parte como claro favorito para superar la eliminatoria. Analizaremos uno a uno los envites que deparó el sorteo.

 

Manchester City-Barcelona. Parte con ventaja el Barcelona, tanto por lo conseguido en los últimos años como por disponer del partido de vuelta en el Camp Nou. Aún así, será una eliminatoria dura y muy competida. El gusto por tener la pelota de Pellegrini está empezando a dar sus frutos. Los citizens son un plantel de estrellas donde sobresalen Agüero y Yaya Touré. Curioso. Uno es el objeto de deseo para la próxima temporada y otro salió de Can Barça por la puerta de atrás. La recuperación de Messi, el factor Neymar y la mayor experiencia de los culés juega a favor de los pupilos del Tata Martino.

 

Milán-Atlético de Madrid. En tiempos pasados sería un duelo muy complicado para el conjunto colchonero. En la actualidad, el Atlético es uno de los equipos más equilibrados de Europa. Seguramente el equipo mejor trabajado. Una maquinaria que funciona a la perfección. Afronta la eliminatoria con la vitola de favorito ante un Milán de capa caída. No obstante, menospreciar a Balotelli o Kaká puede ser un error, en el que seguro no caerán los jugadores rojiblancos. Diego Costa tiene un escaparate de lujo para seguir confirmándose como uno de los mejores delanteros del continente.    

 

Schalke 04-Real Madrid. El equipo de Ancelotti ha sido el más beneficiado por el azar de los equipos españoles. Toca nueva visita a Alemania. La historia no juega a su favor, aunque la superioridad del Real Madrid es evidente. El Schalke 04 es un equipo con jugadores peligrosos en el frente de ataque (Draxler, Farfán, Huntelaar) y con una defensa blandita. Cristiano Ronaldo querrá aumentar su cuenta de goles, que ya asciende a 9 tantos. Si todo transcurre con normalidad el Real Madrid debe doblegar a los alemanes. Imponerse a la tradición de territorio hostil y al poderío físico de su rival son algunas de las claves.  

   

© 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode